Pekin
     
 

Catholic Church In Macao

Macao está hacia el sur de Hong Kong. Este pequeño territorio de apenas treinta kilómetros cuadrados debe ser uno de los pocos lugares del mundo el cual, como antigua colonia, puede jactarse de tener un ingreso per cápita mayor que el de su país de origen. Los portugueses se asentaron en Macao mientras que actuaban como intermediarios para el comercio entre los chinos y los japoneses, durante el siglo XIV. Hoy en día es reconocido a nivel internacional por sus casinos, cuyos ingresos son aún mayores que los de Las Vegas, pero aún así, a pesar de esa industria arrolladora, una pequeña parte de Europa sigue existiendo dentro del mundo chino.


Auden, un poeta británico, visitó Macao hace varios años y escribió un poema que empieza así:

“Maleza de la Europa católica, echó raíces
Entre las montañas amarillas y el mar,
Y dio a la luz estas alegres casas de piedra como a un fruto,
Y creció en China imperceptiblemente”

Termina con una frase que posiblemente Auden supuso como un denuesto: “Y nada serio puede suceder aquí”, que sin embargo puede haber ayudado a preservar algo del encanto y el sabor del mundo portugués, que van desde las ruinas de la iglesia de San Pablo; al cementerio en el cual se puede trazar la historia del asentamiento; a las comidas tanto como un simple pan a una sustanciosa carta de platos macaenses.

A una parte de los ingresos provenientes de los casinos que este pequeño territorio, al igual que Hong Kong, ha reintegrado a China, se les ha dado un buen uso al proveer servicios públicos y para la expansión de la universidad.

 
Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL