Pekin
     
 

A View From Victoria Peak

El Pico Victoria

Si se imagina a Hong Kong como a un dragón con qi o energía atravesándolo, entonces el Pico Victoria es la cumbre de la espina dorsal del dragón. El Pico es indiscutiblemente el principal atractivo turístico de Hong Kong. Si se le visita durante el verano, es posible simpatizar con Sir Richard MacDonnell, Gobernador de Hong Kong en el siglo XIX, quien movió su residencia al Pico para evitar el torpor tropical del puerto. A partir de los tiempos de Sir Richard, se han construido muchos más edificios y ya no es un simple observatorio sino un complejo de varios pisos en el cual hay tiendas, restaurantes y un museo de cera de Madame Tussaud's (obviamente con Jackie Chan). Pero son las vistas por las cuales se va al Pico, ya que es impresionante ver el puerto, día o noche, con sus edificios que avanzan lentamente hacia uno por la colina. Al Pico se puede ir manejando o con el funicular (cable ferroviario con dos vagones que se balancean el uno con el otro mientras se mueven en la dirección opuesta), acompañados de otros turistas y que está a un ángulo tal que es difícil de creer que los edificios de Hong Kong son verticales y no que se disparan desde todos los ángulos. Desde el terminal se pueden tomar las escaleras eléctricas hacia la plataforma más alta para la observación.

Casa De Gobierno

Construido en 1855 y ampliada por los japoneses durante sus cuatro años de dominio en Hong Kong, este encantador edificio neoclásico sirvió como residencia a 25 gobernadores de Hong Kong. Cuando se fueron los británicos en 1997, el edificio fue abandonado, pero resumió su función desde comienzos del 2006. Ahora ha vuelto a albergar a los líderes políticos de Hong Kong, esta vez al Jefe Ejecutivo de la RAE, quien sin duda está de acuerdo con la opinión del gobernador británico del 1919 al 1925, Sir Reginald E Stubbs, que advirtió que se mantuviera “dentro de los límites de la razón” cualquier predisposición de la población hacia la democracia. Queda por ver si volverá a hospedar personas célebres, como lo hizo en tiempos pasados, como por ejemplo al aún no coronado Tsar Nicolas II y al ex presidente estadounidense Ulysses Grant.

Wong Tai Sin Temple

Los Templos Tin Hau y Man Mo

Uno de los aspectos más sobresalientes de Hong Kong es el hecho de que a pesar de ser una ciudad tan moderna, aún conserva muchos templos, y en práctica funciona como uno de los centros del arte chino de Feng Shui. Estos dos mundos no están tan separados como aparentan, y muchos de los distintivos edificios de Hong Kong se han diseñado teniendo en cuenta los principios del feng shui; sin embargo, ninguno de estos edificios pueden competir en contra de una localidad cerca del mirador de la calle Lung Cheung, en la península de Kowloon, en donde se dice que se encuentra la más fuerte energía del dragón. Para poder acercarse más a la cultura original que aún prospera en Hong Kong, se puede visitar el templo de Tin Hau o de Hung Sin, que son dioses del mar. El Templo de Tin Hau, en la bahía de Causeway y que fue inicialmente construido en el siglo XVIII, aún pertenece a la familia que lo planificó. En la esquina se encuentra el Templo del Loto, el cual es un ejemplar estupendo de un templo pequeño en donde si se retrocede para admirar la vista se choca contra alguna columna. Hay en él monjes y también encantadores inciensos en cono enroscados; es un excelente lugar para ver como se juntan la veneración a los ancestros, la veneración a la religión y la erudición. En este templo budista, con el ánimo de profesar la Apuesta de Pascal, hay una estatua de Cunfucius en uno de los templos laterales que se encuentran llendo hacia lo alto. El más conocido templo taoísta es el Templo de Man Mo, destacado en Hong Kong, y es popular con todas las personas, independientemente de si se es taoísta o no. Fue construido a mediados del siglo XIX y dedicado a los dioses gemelos de la literatura y las artes marciales; una señal contundente de la importancia que adquirieron esos dos atributos en la cultura china, es el hecho de que los puestos de trabajo en los gobiernos imperiales fueron divididos a menudo en estas dos partes, y si se ponen al lado los caracteres chinos que representan “literatura” y “artes marciales” se consigue como resultado el caracter que significa “refinado”.

Las Islas Remotas

Si se quiere escapar del concreto y de los rascacielos en busca de una Hong Kong más antigua, entonces las islas remotas serán una experiencia interesante. Muchas de ellas conservan una forma de vida inimaginable entre las oficinas del centro, desde Cheung Chau con su pueblo de pescadores aún en funcionamiento, hasta Lantau con sus alegres caminos con huellas bien definidas y pintorescas aldeas. El paisaje puede ser austero en las laderas, no obstante sea tropical de manera exuberante por las riberas; y por donde quiera que se camine se podrá descubrir pronto que el crecimiento extraordinario de Hong Kong sucedió a pesar de la falta de suministro de agua dulce y de terrenos cultivables. Lantau también alberga al Buda más grande de la zona conocido, como cabe esperar, como el Gran Buda, el cual ahora puede ser visitado en una excursión increíble en teleférico, que comienza cerca del aeropuerto y serpentea por casi 6 km hasta el Monasterio de Po Lin. En una curiosa yuxtaposición a la occidental que Hong Kong parece arrojar tan bien, Lantau se jacta de tener un Disneylandia y un monasterio trapense, en el cual se solía producir leche fresca conocida como “leche sacerdotal”

 
Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL