Beijing History
   
 

Introduction to the Northern Capital

Foribidden CityPekín también conocida como la capital del norte fue construida como la capital más grandiosa del mundo por el conquistador mongol Kublai Khan en 1271. En aquel entonces, lo que era una pequeña ciudad que albergaba el mercado de Yanjing, fue remodelada como una capital digna del respeto mundial.

Después del golpe de 1368 por el cual los mongoles fueron derrotados, el primer emperador Ming Hongwu (r. 1368-1398), traslado la capital a otra cuidad. Un descendiente suyo, indiferente a la posible amenaza de una segunda invasión mongola desde el norte, volvió a trasladar la capital a Pekín medio siglo mas tarde. Yong Le (r. 1402-1424), el tercer emperador de la dinastía Ming, derrumbo los palacios mongoles y devolvió a la capital la bella y glorioso arquitectura del pueblo Han. Fue durante este reinado que la ciudad prohibida adquirió su aspecto actual. Beijing, como es conocida hoy, fue dividida en dos ciudades, La ciudad prohibida al norte y la ciudad imperial al sur, cada una de ellas con un muro en su perímetro.

Cuando los manchúes invadieron China para establecer la dinastía Qing (1644-1910), mantuvieron mucha de la misma arquitectura de Beijing. De hecho, los manchus adoptaron muchos de sus diseños y costumbres y los principios conservadores de la dinastía Ming vinieron a formar parte de la cultura Qing. Sus adiciones más importantes a la arquitectura de Beijing son los palacios imperiales de verano al norte de la ciudad.

Beijing

Mucha de la arquitectura que se puede ver hoy en Beijing fue construida durante las primeras décadas del gobierno comunista. En muchas casos son viejos diseños soviéticos tales como se pueden encontrar en Europa del este. Fueron utilizados para proporcionar viviendas baratas para un estado pobre y con pocos recursos. Sin embargo desde mediados de los años ochenta, Beijing ha visto un auge en construcción motivado por otras razones. Inversores de Taiwán, Singapur y Hong Kong han invertido a gran nivel en la ciudad y el efecto causado se puede ver en su nuevo perfil de la ciudad. Cada mañana los ciudadanos de Beijing se despiertan y descubren que su ciudad ha crecido un poco más.

Le puede sorprender ver que tantas tiendas, marcas y productos occidentales le han precedido hasta aquí. La mayor parte de los ciudadanos Chinos no parece se pueda permitir el lujo de un Rolex, un Ferrari o una prenda Burberry. ¡Pero alguien los esta comprando! Puesto que a los chinos con dinero no les interesa llamar mucho la atención, no tendrá más remedio que salir usted mismo a buscar la nueva China.


 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL