Pekin
 
   
 

El templo Qingyang, que literalmente significa Templo del Carnero Negro, es el templo taoísta más exquisito y activo en Chengdu. El nombre está asociado con muchos mitos, como el de Lao Zi (el mítico fundador del taoísmo) afirmando que el renacería en un mercado en el que carneros negros eran vendidos. Cualquiera sea el origen del nombre, éste fue adquirido en el siglo nueve después de que un fenómeno extraordinario llevó al descubrimiento de una caja que contenía un sello tallado con caracteres antiguos con un mensaje taoísta. El templo tiene salones dedicados a varios famosos en el firmamento taoísta incluyendo a Lao Zi, uno de las más altas deidades de la trinidad en el Taoísmo; pero también tiene salones con el Emperador de Jade quien ocupa el lugar más alto de los Emperadores del Cielo, y otras deidades menores. No esté tan sorprendido si ve que se están llevando a cabo actividades religiosas o espirituales que podría creer que pertenecen a otro lugar. Si bien el Taoísmo tiene sus propios dioses y textos, siempre ha estado más abierto a otras influencias y absorbe ideas, que de otra manera nosotros asociaríamos con el Confucionismo, Budismo o religiones folklóricas, más fácilmente que otros credos.

El templo tiene una esfera pública y una sección más privada donde los monjes viven y practican sus creencias. Los terrenos están bien mantenidos y son extensos, y la mayoría de los actuales edificios en el complejo datan del siglo diecisiete. Puede comenzar su visita frotando la estatua del carnero para la buena suerte y luego seguir por los salones de veneración. Para obtener una buena idea de cómo la filosofía taoísta y la religión folklórica de los indígenas chinos se entremezclan aquí, no se pierda: los signos de los ocho trigramas sobre el Bagua Ting (Pabellón de los Ocho Trigramas); Los 81 dragones que referencian la numerología china; y los devotos en el salón principal sacando los frutos de una piña de madera sacudiéndola. Una vez que cae un fruto, el devoto la lleva a un cuarto al costado donde un sacerdote taoísta lo cambia por una lectura apropiada a la pregunta privada que el devoto ha hecho. Si se siente con suerte puede sacudir una vara usted mismo o intentar arrojar algunas monedas sobre su signo del zodíaco chino.

Además de el amplio rango de referencias filosóficas y tradicionales dentro de éste santuario de pensamiento chino, hay un deslumbrante conjunto de actividades taoístas. La alquimia, que alguna vez fervorosamente investigada aquí, está relacionada por su exploración de las leyes de la física y la biología con la antigua y tradicional práctica china de medicina del templo. Los beneficios de la meditación están combinados con un control muscular meticuloso en el ejercicio artero del Tai Chi, como lo enseña el maestro residente del templo. La ceremonia del té del templo es refinada y llevada a cabo en el mismo recinto usado por su orquesta taoísta. La combinación de las muy variadas ideologías, imágenes, costumbres y artes vistas en una visita al Templo Qingyang se sienten como una conmemoración de algunos de los más originales e intrigantes aspectos de la cultura tradicional china.

 
   
Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL