Pekin

 
Jokhang Temple
   
 

Jokhang Temple - Tibetan Buddhism's Most Holy Shrine

Dharma Wheel Atop Jokhang TempleJokhang, o la "casa del señor," es el sitio más sagrado de Tíbet y es el último destino de peregrinaje para los budistas tibetanos. Rey Songtsen Gampo fue el primero en construir un templo aquí a mediados del siglo siete, pero la estructura que vemos hoy es en gran parte el resultado de la reconstrucción durante el siglo 17, comisionado por el quinto Dalai Lama. El Jokhang contiene el Buddha Jowo, una escultura budista traída por la princesa China Wenchang como parte de su dote. Se dice que al morir su marido, el rey Songtsen Gampo, la princesa ocultó la escultura en el templo. La milagrosa supervivencia de esta antigua escultura budista, la han hecho una de las imágenes más veneradas de Tíbet.

Jokhang se construyo donde antes había un lago. Existen varias leyendas que explican porque Eligio este lugar tan inusual. La más famosa de ellas dice que el rey Songtsen Gampo  lanzo uno de las anillos que adornaban su mano y juro construir el templo donde sea que fuese ha parar el anillo. Cuando el anillo aterrizó en el lago, un mágico stupa blanco apareció  y el Jokhang fue construido en ese mismo sitio. Otra leyenda dice que cuando la princesa Bhrikuti de Nepal se presento ante la corte del rey Songtsen Gampo, percibió un gran demonio en el paisaje tibetano. Cuando concreto que el corazón del demonio vivía en el fondo de un pequeño lago en Lhasa, mando cubrir el lago y construir el templo de Jokhang sobre él.

Sobre la entrada principal de Jokhang hay una rueda dorada con radios y a cada costada un ciervo. Los rayos de la rueda representan el camino de ocho niveles (a la ilustración) y los ciervos sirven como un recordatorio que Buddha dio su primer sermón en un parque de ciervos. Durante cualquier día del año, le asombrara ver las docenas de peregrinos que se arrodillan ante la entrada del templo.

Las paredes del primer patio están alineadas con centenares de lámparas obsequiadas. Siguiendo el camino que iluminan le conducirán a uno de los sitios con el ambiente más religioso de Tíbet. La primera planta contiene una serie de capillas, cada uno de ellas dedicada a un deidad diferente,  monje o rey. Detrás de las numerosas esculturas, las paredes de la capilla están cubiertas con murales describiendo sutras y narrativas históricas. Siguiendo un camino entre el laberinto de capillas le llevara a parar al centro sagrado, usado a diario para la oración. En el centro, detrás de filas de cojines, encontrara inmensas estatuas de Buddhas y Bodhisattvas.

Afuera, sobre los tejados del tercer piso del templo, hay una aglomeración de pabellones, de las cuales algunas son talleres de artesanos y otros cuartos de vivienda para los monjes. Aquí, podrán echar una ojeada a los debates de los monjes en uno de los numerosos patios traseros o escuchar sus diferentes formas de estudio a través de las finas cortinas de sus cuartos. Si eso no le basta, mirando hacia fuera, vera imágenes espectaculares de Barkhor, la ruta peregrina que da la vuelta al templo de Jokhang, y si mira a lo lejos vera el palacio de Potala dominar la cuidad desde la colina roja.

 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL