Pekin

 
Lhasa History
   
 

Lhasa - The Spiritual and Political Capital Of Tibet

Potala PalaceSegún la mitología tibetana, el origen del pueblo tibetano se sitúa en el valle de Yarlung y no en Lhasa. El primer rey tibetano descendió por las escaleras divinas que bajaban desde el cielo y le llevaron a parar en el valle Yarlung. Fue en este mismo valle que los primeros reyes tibetanos asentaron su trono y a la vez lo escogieron como su lugar de entierro. Se preguntarán entonces por qué la capital de Tíbet es Lhasa y no el valle de Yarlung.

Como muchos otros aspectos de la cultura de Tíbet, la respuesta a esta pregunta tiene que ver con la religión. El primer templo budista, era el templo Jokhang en Lhasa. Se construyo en el siglo siete y hoy se puede encontrar en el corazón del casco antiguo. Otras instituciones Budistas como el palacio de Potala,  significaron el principio de un imperio Tibetano que se expandió desde la China occidental hasta Nepal, Bhután y el norte de India. Aunque las fortunas políticas de este imperio verían etapas malas y buenas, Lhasa “El asiento de los Dioses”, siempre será referido como el lugar que presencio el nacimiento del budismo tibetano. Por esa razón, Lhasa siempre ha sido respetado a través de siglos de conflictos regionales y religiosos.

En el siglo quince, la secta monástica Gelug, que lideraba el renacimiento del budismo puritano en Tibet, estableció tres monasterios importantes próximos a Lhasa:  Ganden, Drepung y Sera. Los logros escolásticos y políticos de esta secta devolvieron a Lhasa el protagonismo que perdió en siglos anteriores. Dos siglos después, Lhasa fue proclamada la capital religiosa y política de Tíbet, bajo el mando del nuevo líder supremo del Tíbet, que era el quinto Dalai Lama. En 1645 el palacio de Potala fue reconstruido sobre la Colina Roja y el templo de Jokhang fue ampliado. Algunas de las tallas de madera y los marcos de las puertas datan del siglo siete pero la mayoría de las construcciones que se pueden ver hoy en Lhasa, así como el palacio de Potala y el templo de Jokhang, son producto de esta importante etapa de la Historia Tibetana.

El palacio de Potala, le sirvió al Dalai Lama para integrar su vida política y religiosa, simbolizando la relación simbiótica de los papeles religiosos y seculares de Lhasa. La importancia de la posición de estos sitios se ve reflejada en las rutas de Kora (de peregrinación) que atraviesan la ciudad cada año. La ruta peregrina central, la ruta Nangkhor, recorre el perímetro interior del templo de Jokhang. La ruta Barkhor es la más conocida de todas y recorre el perímetro exterior del templo Jokang y otros monasterios, templos y quemadores de incienso que componen el casco antiguo. La última de las rutas es la de Lingkhor que recorre el antiguo perímetro de la ciudad.
 Aunque el valle de Yarlung es el verdadero principio mitológico e histórico de la nación tibetana, el protagonismo de budismo en la cultura tibetana, ha asegurado el importantísimo papel que desempeña Lhasa como capital espiritual y política de Tíbet.


 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL