La isla de Hainan y sus trasformaciones: de cárcel a paraíso

Situada en el extremo meridional del territorio chino, Hainan ha sido en varias ocasiones presidio, ha sufrido la invasión y explotación japonesa, ha servido de puerto franco y, en su avatar contemporáneo, es una isla que los chinos gustan de comparar a Hawai. Este parangón no es descabellado, si se tiene en cuenta que las economías de uno y otro lugar se sustentan en el turismo y una base naval.

Sanya BeachLos primeros chinos que se asentaron en la isla de Hainan fueron de la nación Li. Durante la Dinastía Han Occidental (206 a.C. a 24 d.C), muchos habitantes chinos de esta minoría marcharon a Hainan desde sus tierras situadas en la provincia de Guangxi, desplazando a los aborígenes que habitaban la isla.

Otrora llamada “puerta del Infierno”, el recluso más célebre de Hainan fue Su Dongpo, uno de los autores más renombrados de la literatura china, desterrado a la isla a fines del siglo XI por unos poemas en los que criticaba al gobierno (éste fue su segundo destierro, pues de su paso exiliado por Hangzhou, en la provincia de Zhejiang, queda memoria viva en un popular plato de carne de cerdo que aún lleva su nombre: Dongpo Rou). En 1098 los habitantes de la localidad en la que residió el poeta y funcionario fundaron en su memoria la Academia Dongpo.

Durante los siglos XVI y XVII, inmigrantes de la etnia Han, mayoritaria, comenzaron a llegar a la isla de Hainan, empujando a los Li a la región montañosa del sur. Más tarde, los Li iniciaron una rebelión que obligó al gobierno a mandar a la isla mercenarios de la minoría Miao. Muchos de estos Miao, oriundos de la provincia de Guizhou, decidieron establecerse en Hainan, y de todo ello resulta que estos tres grupos étnicos representan hoy día el 98% de la población de la isla.

Sanya BeachDurante la historia, Hainan ha dependido administrativamente de las provincias de Guangxi o Cantón. En la segunda Guerra Mundial, Japón la ocupó durante un breve período para la explotación de sus minas de hierro. A la postre, los comunistas y la minoría Li juntaron sus fuerzas para combatir a los japoneses, y en 1950 recuperaban el control de la isla.

En 1988, con el comienzo de la apertura del país impulsado por Deng Xiao Ping, el Gobierno chino decidió otorgar oficialmente a Hainan el estatuto de provincia. Comienza entonces el desarrollo de la Hainan que hoy se ofrece a nuestros ojos: un destino de vacaciones tropical, favorecido por sus playas de blanca arena y cielos despejados, alrededor de cuyas calas han ido apareciendo los más destacados centros turísticos internacionales. Estos centros, junto a urbanizaciones del mercado de la segunda  vivienda, han desplazado el centro de atención de esta economía, antes puramente agrícola, de los árboles del caucho y las huertas de frutales hacia el destino internacional que hoy es para los que van en busca del sol. Hainan se ha convertido en un lugar donde los más privilegiados de la sociedad china se mezclan con los extranjeros, unos y otros de vacaciones.


 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL