Pocas ciudades en el mundo son tan contradictorias como lo es Shanghai. Hay muchos que están convencidos cuando dicen que lo único que motiva a Shanghai es el dinero y no la política, pero quizás les tendríamos que recordar que el partido comunista chino se fundó aquí. Luego hay otros que piensan que shanghai no tiene corazón, y es una cuidad fría, porque no se lo preguntamos a los judíos que llegaron aquí huyendo del Holocausto nazi y Shanghai fue el único sitio que los acogió. ¿Es el carácter de Shangai extranjero o chino,  es proveedor o egoísta, progresista o reaccionario? Estas son algunas de las preguntas que se debe estar preguntando durante su estancia aquí.

Las drogas, las finanzas y la guerra, son desafortunadamente situaciones que se han ido repitiendo durante la historia de la cuidad. La fundación de la cuidad fue el resultado de estas situaciones. A principios del siglo diecinueve, compañías Británicas y americanas empezaron a comerciar opio con China como un medio para compensar el enorme déficit comercial  que tenían sus respectivos países con China.  Cuando China ilegalizo el uso de opio en el país, los británicos enviaron una expedición militar para solucionar el problema. En 1842, la marina de su majestad aplasto a las débiles fuerzas armadas chinas y exigió, entre otras cosas, la apertura de cinco puertos chinos con la función del comercio internacional. Uno de esos cinco puertos, Shanghai, se convirtió en el puerto más importante de río Yangzi y en 1898, solo con el comercio británico, comerciaba lo equivalente a USD3.6 mil millones al año.

Además del territorio concedido, en la cuidad también se practicaba el principio de extraterritorialidad. Esto significa que en el asentamiento americano se aplicaba la ley americana, en el asentamiento Británico se aplicaba la ley Británica  y así en cualquier asentamiento. Puesto que estos territorios extranjeros cobraban menos impuestos que el gobierno chino,  los comerciantes Chinos no tardaron mucho en trasladar sus compañías y hogares a  los nuevos asentamientos  internacionales de Shanghai. Por esa razón, los precios inmobiliarios se dispararon y  se creó un centro donde las industrias de financias, comercio y inmobiliaria reinaban en la cuidad.

Sin embargo, esta ciudad fue fundada para los comerciantes del opio y la distribución de la droga continuo siendo importante para el desarrollo acelerado de la cuidad. A base de sobornos a las policías extranjeras, en particular, la francesa, bandas secretas chinas se establecieron en  los asentamientos internacionales y desde ahí controlaban las operaciones de distribución de opio y heroína. El poder y las ganancias financieras en juego eran tan importantes que líderes de la cuidad que llegaron más tarde como el ejército Japonés o el partido político Kuomintang, también participaron en el comercio de la droga. Al acabar la guerra civil, el partido comunista tomo control de Shanghai y de inmediato puso punto final a la vida comercial de la cuidad, obligando a los sindicatos de la droga a trasladarse a Taiwán.

En la Actualidad, los negocios extranjeros vuelven a ser bienvenidos en Shanghai. Atractivos edificios vuelven a erigirse a lo largo del río de Huangpu. Disfrutando la cálida brisa de la tarde se pueden volver a escuchar las últimas canciones. La diferencia, es que hoy son los chinos que están dando las fiestas.


 

Imperial Tours, 511 W Orange Grove Ave., Sierra Madre, CA 91024 United States, Tel: +1 626 836 7270, EMAIL